Menu
/***/

Gobierno de Irán dona a la BNAH libros sobre su historia, arqueología y literatura

Libros

Gobierno de Irán dona a la BNAH libros sobre su historia, arqueología y literatura



*** Se trata de 25 volúmenes provenientes de aquella nación de Medio Oriente, que estarán dispuestos para la consulta pública en un fondo especial



*** La aportación deriva de un acuerdo de intercambio cultural firmado entre México e Irán en 2016





El gobierno de Irán, a través de su Biblioteca Nacional, donó a México 25 libros contemporáneos de diferentes formatos que remiten a la historia, arqueología y literatura de aquella nación de Medio Oriente, como parte de un memorándum de entendimiento suscrito en 2016 con el director de la Biblioteca Nacional de Antropología e Historia (BNAH), Baltazar Brito Guadarrama.



La relación entre ambas naciones se estableció a partir de la exposición Códices de México, exhibida en octubre y noviembre del año pasado, tanto en la Biblioteca como en el Museo Nacional de Irán.



Una vez concluida la muestra y gracias al interés de mantener los vínculos de amistad y cooperación, se firmó dicho documento para el intercambio principalmente de volúmenes editoriales que tienen que ver con las culturas persa y mexicana.



Baltazar Brito informó que entre los libros donados a la BNAH, se encuentran textos traducidos al inglés y persa del escritor mexicano Carlos Fuentes, como: Aura, Burnt water (Agua quemada), Hydra Head (La cabeza de la hidra) y The old gringo (El gringo viejo).



Otros ejemplares incluidos son: Persepolis recreated, de Farzin Rezaeian, que reúne fotografías actuales de la antigua ciudad de Persia, mismas que a través de una mica en 3D colocada sobre las ilustraciones, el autor reconstruye hipotéticamente a color lo que pudo haber sido aquella ancestral urbe, localizada a 70 kilómetros de lo que hoy es la ciudad iraní de Shiraz, provincia de Fars.



La donación también contiene diccionarios globales en persa-inglés y persa-español, además de varias antologías de los poetas más importantes de Irán, como Hafez, Ferdousí y Saadi, cuyo contenido viene acompañado en su mayoría de bellas ilustraciones.



Baltazar Brito afirmó que la BNAH creará un fondo especial de Irán con la finalidad de que el público interesado pueda consultar los libros.



“Este compendio nos fue entregado por medio del doctor Shahram Yousefifar, presidente de los Archivos Nacionales de aquel país, a propósito de la visita que realizó a México junto con la delegación iraní para participar en el Congreso Internacional de Archivos. El fondo inicia con 25 volúmenes, pero la idea es que se incremente con los envíos que periódicamente nos hagan”.



En reciprocidad, dijo, la BNAH entregará a la Biblioteca Nacional de Irán algunos ejemplares relacionados con temas de historia y antropología mexicana editados por la Secretaría de Cultura y el INAH, así como de otras dependencias federales con temas afines.



El etnohistoriador expresó que en los próximos días se enviará un listado con los títulos de las publicaciones nacionales para que los doctores Gholamreza Amirkhan, jefe adjunto de la Biblioteca Nacional de Irán, y Shahram Yousefifar, elijan los libros que sean de su interés y nutran el fondo mexicano que tienen allá.



“Actualmente la Biblioteca Nacional de Irán cuenta con un fondo mexicano que abrirá a la consulta, el cual está integrado por doce facsimilares de nuestros códices, diez que entregamos el año pasado, como el Boturini o Tira de la Peregrinación, Chavero, Colombino y Azoyú, y dos más que obsequiamos recientemente durante la visita de la delegación iraní a nuestro país: Dresde y Lienzo de Tlaxcala”.



Añadió que el acuerdo bilateral surgió con apoyo del ex embajador de México en la República Islámica de Irán, Ulises Canchola, quien extendió la invitación al INAH para que se pudieran estrechar lazos de cooperación con esta nación asiática.



“La idea es identificar ciertos paralelismos en la escritura que nos permitan conocernos como países, ellos tienen una gran tradición de poetas que vale la pena apreciar. Con este intercambio ganamos el acercamiento de dos naciones que parecen distantes por la geografía o el idioma, pero que están hermanadas por la cultura”, finalizó.